Arquitectura

¿Cuáles son las fases de un proyecto de arquitectura?

5 Sep , 2019  

fases de un proyecto de arquitectura

fases de un proyecto de arquitectura

Un proyecto de construcción, como cualquier otro requiere de seguir pasos específicos dentro de las diversas fases de un proyecto de arquitectura. Desde la conversación con los clientes hasta la facturación del trabajo, todo esto comienza con estudios preliminares, el pedido de los permisos necesarios para la construcción en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) y la gestión del proyecto, son los elementos principales para completar un proyecto arquitectónico.

A continuación, te presentamos un resumen de los elementos principales para desarrollar un proyecto de arquitectura ¡toma nota!

1.- Estudio de viabilidad: Los estudios previos constituyen una fase preeliminar que se acerca al proyecto, se trata de la primera fase en donde se estudia el lugar así como sus principales condicionantes ya sea; ambientes, físicas, normativas, etc., que puedan llegar a afectar el proyecto que se pretende desarrollar de alguna manera.

Los arquitectos consideran desde el principio al lugar y sus alrededores en donde se está realizando el proyecto. No se trata de un tema abstracto, es la realidad de una arquitectura que forma parte de todo un más amplio y que los profesionales están obligados a tomar en cuenta.

Se deben elaborar documentos como el de “Memoria expositiva de la propuesta”, “El croquis y dibujos preliminares” en donde se planean las principales ideas, así como la estimación del coste de la inversión a realizar.

2.- Diseño preeliminar: Continuando con las fases y con el objetivo de proporcionar una primera imagen amplia del proyecto y establecer un avance de presupuesto más ajustado, se exponen los aspectos fundamentales de las características generales del proyecto que sean funcionales, formales, constructivas o económicas. En esta fase, se ha concretado alrededor del 20% del desarrollo íntegro del proyecto.

3.- Proyecto básico: Aquí ya se tienen que establecer definidos de forma concreta sus características generales, tanto de la obra como de la arquitectura. En esta fase se contempla el 40% del total de trabajos.

4.- Implementación: Es hora de desarrollar el proyecto básico, se realiza con los detalles y especificaciones necesarias apoyadas de todos los elementos, materiales, sistemas constructivos e instalaciones. En esta fase se incluyen los siguientes documentos:

  • Planos de detalle

  • Memoria de cimentación, estructura e instalaciones

  • Planos de replanteo de la arquitectura

  • Medición del presupuesto detallado con los precios unitarios de obra

  • Esquema y dimensionado de instalaciones

5.- Dirección de obra: Esta fase constituye la parte fundamental de cualquier proceso y significa la materialización del proyecto. Se debe realizar un seguimiento continuo de la obra con el objeto el proyecto se materialice de la forma más idónea.