Cine,Erotismo,Sociedad

Cine para adultos con una perspectiva diferente

13 Jul , 2018  

Una sesión caliente en un spa para hombres en CDMX, una relación intensa en una oficina de Nueva York, tener un encuentro casual en un lugar concurrido de algún lugar de España, esas son algunas de las fantasías sexuales que se pueden encontrar en XConfessions.com, un foro poco convencional pues, a diferencias de otras páginas, esta fue hecha por una mujer, para que otras mujeres pudieran hablar sin tapujos de sus gustos, preferencias fantasías por medio de relatos, que en algunos casos, la creadora del sitio a podido llevar a la pantalla, pero no precisamente grande.

Erika Lust es una de las pocas mujeres que se encuentra dentro de la industria del cine para adultos, o trabajos pornos, como gustan decirles algunos, pero no enfrente de la cámara, sino detrás de ella, dirigiendo, produciendo y dando vida a cientos de historias con escenas más que candentes. Pero su trabajo esta dirigido principalmente a mujeres, pues su narrativa, enfoque y perspectiva de género han dado como fruto producciones que invitan a sus espectadoras a explorar la sexualidad y ser ellas las que llevan las riendas del su propio placer.

Todo empezó por una piyamada en la juventud de esta mujer, en la cual, por curiosidad ella junto con sus amigas decidieron ver una película XXX, la cual tuvo un impacto por que, a grandes rasgos, demostraban que la mujer era solo un objeto de satisfacción sexual. Esta idea nunca se le olvido y cuando comenzó sus estudios universitarios con un enfoque de género y feminismo, entendió que ese porno que había visto, mas allá de ser relaciones sexuales filmadas, eran un discurso de sexualidad que hasta el momento solo era expresado por hombres para hombres, donde la mujer no tenía ni voz.

Por ello, Erika decidió darle la vuelta e incursiono en estudios de cinematografía, y luego de ello, al cine para adultos. Su deseo de darle un toque feminista a aquello fue solo el pilar de todo lo que ha hecho, pues a partir de 2004, cuando pudo sacar su primer guión y producción titulado “The good girl”, no ha parado. Actualmente, gracias a la casa productora que fundo con su nombre Lust Films, ha podido hacer y producir películas y cortometrajes para adultos. De hecho, su serie Xconfessions, que actualmente cuenta con 11 volúmenes, fueron guiones basados en fantasías y experiencias de mujeres que se dedican a publicar en la página que fundó.

 

Cine

El Almuerzo Desnudo de Burroughs

2 Jul , 2018  

 

William Burroughs (5 de febrero de 1914, San Luis, Misuri – 2 de agosto de 1997, Lawrence, Kansas) fue una las figuras literarias estadounidenses más importantes de las últimas décadas, y uno de los máximos exponentes de la Generación Beat.

Sus obras claramente reflejan el momento cultural por el que pasaba la sociedad estadounidense, abordando temas como la libertad sexual y el uso de las drogas.

Burroughs no fue la excepción y en muchos de sus textos dio voz a estos tópicos, sobre todo en Naked Lunch, Junky y Queer, novelas icónicas que de alguna u otra forma están relacionadas con la breve pero intensa estancia que su autor tuvo en la Ciudad de México, y que tuvo un desenlace dramático en un departamento de la colonia Roma en donde murió su entonces esposa a causa de un tiro mal atinado por parte el escritor.

El guion de la película de El almuerzo desnudo una de sus grandes obras, está basado no solo en la novela de Burroughs, sino también en otros trabajos suyos, y en datos autobiográficos sobre su vida. Con un excelente reparto y seguro un catering para producciones df, se pudo lograr que se viera como una adaptación metaficcional, en el sentido de que describe el proceso de escritura de la propia novela.

Algunos personajes están vagamente basados en personas que Burroughs conoció: Hank y Martin se basan en Jack Kerouac y Allen Ginsberg (que ayudaron a Burroughs a compilar los textos que darían lugar a la novela), y Tom y Joan Frost en Paul y Jane Bowles de quien Burroughs se hizo amigo en África.

La muerte de Joan Lee está basada en la de Joan Vollmer (concubina de Burroughs) en 1951. Burroughs disparó a Vollmer, ocasionándole la muerte, mientras llevaban a cabo (borrachos) el número de Guillermo Tell en una fiesta en la Ciudad de México. Más tarde huiría de los Estados Unidos y sería declarado culpable “en ausencia” de homicidio.

La sentencia, de dos años de cárcel, fue posteriormente suspendida. Burroughs dijo más tarde que «nunca se hubiera convertido en escritor de no ser por la muerte de Joan»