Competencias,Natación

Antes de nadar en aguas abiertas, es preciso saber…

28 Feb , 2019  

clases de natacion para niños

Clases de natación para niños

El nadar en aguas abiertas no es cosa simple, debes de tomarlo en cuenta a la hora de aventurarte a practicar este estilo de nado. La diferencia esencial con los demás, es la incomparable la delicada experiencia de practicar o flotar plácidamente en la alberca de tu casa o de la del entrenamiento con agua tibia y sin turbulencias, a enfrentarte a aguas frías, la inmensidad de un horizonte que nunca termina, aguas más pesadas, saladas que exigen mayor resistencia.

Debes prepararte muy bien durante tus clases de natación o tus entrenamientos para poder desempeñar tu técnica de nado de la mejor forma en este tipo de condiciones adversas, pues incluso, también es un deporte con presencia en los Juegos Olímpicos. A continuación, algunas recomendaciones de preparación para cuando te enfrentes a este gran reto, pero no te espantes, con dedicación y pasión todo es posible ¡toma nota!

Entrenamientos: El nadar en aguas abiertas no es simple, como lo comenté antes. Como mínimo son aproximadamente mil metro s de nado. Un consejo es que puedes probar nadar en la alberca con confianza una distancia mayor a la que vas a nadar en la competencia, cuidando no sostenerte de nada y sin que tus pies toquen o se apoyen en el piso.

Nadar por mucho tiempo “en el aire”: como parte del entrenamiento para el nado de aguas abiertas, debes de recordad que no hay una pared ni piso de la que puedas sujetarte si te cansas o empujarte para seguir nadando como en las piscinas convencionales. Practica nadar en una fosa de clavados, por ejemplo, en donde no puedas tocar el piso para que te acostumbres.

Perfeccionar tu estilo de nado: Es de suma importancia que te sientas muy cómodo con tu brazada en el agua en este tipo de competencia.  La mayoría de los nadadores usan el estilo de crol para poder ver al frente de vez en vez. Por lo que debes asegurarte de sentirte en muy buena forma primero nadando en la alberca.

Dominar otros estilos: Lo preferible es que puedas dominar algunos otros estilos, pues los recorridos de natación en aguas abiertas exige más nivel de resistencia por lo que aplicar el estilo pecho, por ejemplo, de ayudará a descansar un poco. Este estilo exige menos esfuerzo por parte de las piernas pasándolo a los brazos por lo que podrás ahorrar energía.

Tendrás que nadas una distancia más larga pues es un hecho que la distancia del nado la miden en línea recta del punto de donde sales al punto de llegada, sin embargo, nadie nada en absoluta línea recta, debido al oleaje, a la navegación o tu orientación y lo más seguro es que se nade un poco más de lo previsto.

Orientación y navegación: Observa bien por donde tienes que ir nadando, pues en las aguas abiertas no hay líneas pintadas en el piso banderines que te indiquen que estás por llegar al borde. Por lo que tienes que cuando practiques, tiene que ver al frente mientras nadas para encontrar alguna marca en el horizonte o en tierra, o algo que pueda guiarte hacia donde tienes que ir.