Justicia,Sociedad,Trabajadores

¿Por qué se conmemora el Día Internacional del Trabajo?

3 May , 2018  

Hace sólo algunos días, se volvió a conmemora el día en que estalló la gran huelga de trabajadores de Chicago, Estados Unidos, en el año 1886 donde exigían un trato más justo y digno, así como jornadas laborales de ocho horas.

Desde entonces se celebra el 1 de mayo en casi todos los países del mundo. Una jornada que ha ido perdiendo su carácter reivindicativo para convertirse en un día festivo sin más, pero que sigue siendo uno de los pilares del movimiento obrero. Hoy en día continúa habiendo detenidos en cada marcha por lo que los demás activistas recurren a la orientacion jurídica y a la presión social para su liberación.

Alrededor de 300 mil trabajadores, acordaron que la huelga durara varios días, hasta que el 4 de mayo, estalló una bomba cerca de un grupo de policías que trataban de controlar las protestas durante la Revuelta de Haymarket. Como saldo, 67 oficiales resultaron heridos, de los cuales murieron siete.

Asimismo, cerca de 200 huelguistas resultaron heridos y el número de muertos se desconoce. Como consecuencia, las autoridades iniciaron una cacería contra los líderes, detuvieron a ocho miembros de la Asociación Internacional del Pueblo Trabajador, quienes fueron tachados como anarquistas y condenados a muerte.

Paradójicamente en Estados Unidos y Canadá la fecha se trasladó al primer lunes de septiembre por miedo a que el movimiento socialista se reforzase y se llamó Labor Day. Pero en esa huelga, que se saldó con miles de trabajadores despedidos, detenidos o heridos, la mayoría inmigrantes europeos, estaba la mecha del Día del Trabajo, una festividad en honor de la clase obrera que a poco se fue extendiendo al resto del mundo.

Pero cuando el Primero de Mayo adquirió su mayor protagonismo fue tras la Segunda Guerra Mundial gracias a los fastos de países socialistas como la Unión Soviética y el aumento de poder de los partidos de izquierda en los países capitalistas de Europa.

Hasta el Vaticano se vio obligado a abrazar esta festividad y en 1954 el papa Pío XII declaró el 1 mayo el día de San José Obrero. Su objetivo era darle un tinte católico a un día que hasta entonces se mostraba hostil a la religión y, según ellos, se basaba en el odio.