Cultura,Curiosidades,Sociedad

¿Cómo empezamos a regalar flores?

16 Ago , 2018  

Una flor, un ramo o un arreglo elaborado, si queremos regalar flores todo lo que tenemos que haces es buscar una floreria con servicio a domicilio, pedir que escriban una tarjeta y enviarlas como una muestra de aprecio, cariño, amabilidad, afecto y amor. Pero ¿Te habías preguntado como empezó esta tradición?

Si bien la tradición de darle un significado a cada flor es propia de la época victoriana, cuando se popularizó el lenguaje de las flores en occidente, ciertamente el acto simbólico de obsequiar flores se retoma mucho más tiempo atrás. La importancia de este tipo de fauna se encuentra presente incluso antes de la época de las grandes civilizaciones. En excavaciones de rituales prehistóricos se han encontrado diferentes tipos de flores, utilizadas en los rituales fúnebres. Aunque no sabemos si en aquellos tiempos se hacían regalos, si se puede afirmar que en desde ese momento se le daba importancia a la flora.

En la Edad Antigua, se solían utilizar flores tanto para eventos funerales como sociales, porque representaba un símbolo de devoción, las flores eran relacionadas con deidades en todas las culturas, como la egipcia, la romana y la china. Por ejemplo, los griegos relacionaban a las rosas con el romanticismo porque entre sus mitos se sabia que esta era la flor favorita de la diosa del amor y el erotismo Afrodita.

Para la edad Media, el uso de la flores se hizo más popular para minimizar los malos olores que se creaban a causa de las costumbres con respecto a la higiene personal y la nula existencia de sistemas de drenaje o fosa séptica. Eran ocupados en todo tipo de inmuebles, para mejorar el aspecto de las personas y por consiguiente, un regalo bien recibido que podían hacerse entre las personas eran las flores.

Antes de que el lenguaje de las flores en occidente se popularizará, la civilización islámica en Oriente ya había desarrollado una gran simbología alrededor de las flores, que se basaba en el tipo, forma y color.  Todas las personas, sin importar su clase social, conocían dichos significados y era una de las formas más simples que tenían para comunicarse emociones y sentimientos cuando las palabras no parecían suficientes. En el siglo XVIII, fue Lady Maria Wortley Montagu, una noble de Inglaterra que residió en Turquía por mucho tiempo, quien trajo todo ese lenguaje al mundo occidental, aportando un punto más a favor de que la gente se hiciera partidaria de obsequiar flores.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]