Fotografia

Encuadres fotográficos

28 Ago , 2018  

Precios de Cabinas Fotográficas

 

“Techné, episteme y corazón”

 

La vista llega antes que las palabras y la fotografía se toma primero con los ojos y luego con la cámara. Nos comunicamos y relacionamos mediante las palabras, pues lo que vemos es un mundo completamente diferente a lo que podemos describir. La visión y las palabras no siempre corresponden.

A fin de cuentas, la visión, es ciertamente objetiva, y es la educación, sociedad y humanidad la que le ha puesto nombre a esos objetos. Quiero decir, un objeto no es del todo objetivo, ya que está condicionado por la sociedad a la que pertenezcas, o a la experiencia personal, la educación, etc.

Pero es la capacidad de hablar, y el afán de comunicación de los humanos, la necesidad de relacionarnos, la que ha llevado a que les pongamos nombre a dichos objetos. Por tanto, no siempre la visión estará relacionada con la palabra.

La visión no tiene límites establecidos (o se ignoran) mientras las cámaras fotográficas sí ya sea Canon, Nikon o Sony y dichos límites, conocidos como bordes, serán el marco de todas tus fotografías.

Hoy en día existen precios de cabinas fotograficas totalmente automática en la que no interviene ningún operador. Los invitados entran a la cabina fotográfica, presionan un botón, se sacan 4 fotos y cuando salen las fotos se imprimen en una tira en el momento. Todo el proceso es totalmente automático y muy dinámico. Gracias a su versatilidad y calidad de las fotos, hacen que sea una de las mejores cabinas fotográfica en su tipo.

La forma en que utilices dicho limite a la hora de encuadrar (componer) tus fotografías puede que cambie radicalmente las sensaciones que tus fotos trasmiten, por lo que conocer los secretos del encuadre se convierte en casi una obligación.

En el artículo te contaré no solo que es el encuadre y los distintos tipos de estos, sino que además aprenderás en que situaciones conviene utilizar uno u otro de modo de potenciar los mensajes y sensaciones que estas trasmiten.

El encuadre, en fotografía, hace alusión a la porción de la escena que como fotógrafo, utilizaras para tus fotografías. Es decir, que proporción de la escena vas a capturar en una fotografía. Imagínate al encuadre como el escenario en donde transcurren tus fotos.

Se trata de un elemento fundamental a la hora de construir las fotografías ya que, los bordes de la foto, que casi siempre son rectangulares, ejercen una gran influencia en el contenido de la misma y en los mensajes y sensaciones que transmiten.

Tipos de planos

Plano entero

En retrato, éste es el plano en el que aparece todo el cuerpo. Por tanto, tendremos un plano entero si a quien o quienes estamos fotografiando aparecen completos, desde los pies a la cabeza, sin secciones, en nuestra foto. El protagonista de nuestra foto por tanto ocupa todo el encuadre, convirtiéndose en el punto de interés de la toma. Puedes apurar más o menos el encuadre, pero procura siempre no cortar ni los pies ni la cabeza.

Plano ¾

Dicen que el nombre de plano americano viene de los tiempos en los que triunfaban las películas del género Western o, como también las llamamos, de indios y vaqueros. En estas películas era importante que las armas que llevaban los protagonistas en las cartucheras, a la cintura un poco caídas, se vieran suficientemente bien, y esto es lo que marcaba la línea de corte. Algunos lo llaman también plano tres cuartos.

Plano medio

Conforme nos vamos acercando más al sujeto conseguiremos un mayor grado de intimidad en la fotografía. Con el plano medio nos acercamos un poco más que con el plano anterior, cubriendo desde la cabeza hasta la cintura. En caso de estar sentado el protagonista, la tolerancia baja hasta aproximadamente la mitad del muslo.

Plano medio corto

El plano medio corto es una variante del plano medio, y es también conocido como plano de busto o primer plano mayor. Este tipo de plano recoge el cuerpo desde la cabeza hasta debajo o mitad del pecho, aproximadamente. Este plano nos permite aislar en la fotografía una sola figura dentro de un recuadro, descontextualizándola de su entorno para concentrar en ella la máxima atención.

Primer plano

El primer plano, también llamado primer plano menor o de retrato, recoge el rostro y los hombros. Este tipo de plano, al igual que el plano detalle y el primerísimo primer plano que veremos a continuación, se corresponde con una distancia íntima, ya que sirve para mostrar confidencia e intimidad respecto al personaje. La pose del cuerpo de nuestro modelo en este caso no cobrará importancia, pero sí que lo hará el gesto o expresión de su cara, que se convertirán en protagonistas de la imagen.

Primerísimo primer plano

El primerísimo primer plano va un paso más allá que el primer plano, acercándonos más aún al rostro de nuestro modelo. Este plano capta el rostro desde la altura de la frente hasta por debajo de la barbilla. Con este tipo de encuadre, el primerísimo primer plano consigue también dotar de gran significado a la imagen, y que a carga emocional e la intimidad de la captura sean extremas.

Plano detalle

El plano detalle en el retrato es el más cercano de todos, y es el que recoge una pequeña parte del cuerpo, que no necesariamente se tiene por qué corresponder con el rostro. En esta parte se concentra la máxima capacidad expresiva, y los gestos se intensifican por la distancia mínima que existe entre la cámara y el protagonista, permitiendo enfatizar el detalle que deseamos resaltar.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]