Erotismo,Hombres,Sexualidad

Fantasías que los hombres llegan a reprimir

25 Oct , 2018  

En el campo de las fantasías sexuales, los hombres todavía se sienten cohibidos y esconden sus deseos o curiosidades por temor a ser juzgados con anticipación o ser vistos como “bichos raros”. Estas son las confesiones de chicos que, pese a todo, consideran que sus fantasías podrían ser considerados “extraños”.

Chicos escort Mexico

“Soy abiertamente gay y aunque he tenido parejas sexuales y formales, siempre he fantaseado con la idea de contratar los servicios de chicos escort para un encuentro casual. Un día se lo deje ver a un amigo cercano, pero el me miro de manera acusatoria y me dijo que esperaba que no fuera asi de rarito. Sobra decir que no le he vuelto a decir a nadie del tema, pero no por eso mi fantasía a estado menos presente.”

Hacer un trío con mi mejor amigo

“Confieso que una de las más grandes fantasías que he tenido es que yo, mi mejor amigo y una chica (no necesariamente alguna de nuestras parejas) formemos un trío. La idea de que mi mejor amigo y yo podamos dar placer a una mujer al mismo tiempo me pone bastante, sin embargo, temo que al admitir esta idea mi mejor amigo piense que soy gay o me siento atraído por el, cuando esto no es cierto, simplemente soy curiosos sexual”.

Ser un stripper 

“Después de ver Magic Mike con mi novia la fantasía de ser un stripper ha estado rondando mucho por mi cabeza. No me considero especialmente atractivo o con buen cuerpo, pero pensar que con ciertos movimientos de baile puedo excitar a una gran audiencia (especialmente mujeres) me deja bastante cachondo”.

Estar con una mujer dominante

“Creo que esta tendencia la tengo desde la universidad. En la escuela tuve una maestra que era muy estricta y no estaba de mal ver. Siempre soñé visitar su cubículo después de clases y que termináramos enrollados sobre su escritorio, mientras me decía que hacer y como moverme. Obviamente nunca paso nada. Ahora que estoy trabajando en una oficina, mi superior es una mujer atractiva que demanda mucho en el trabajo, mi fantasía actual es saber que tan exigente y dominante podría ser esta mujer en el plano sexual.

Tener un encuentro con una mujer mayor

“He tenido parejas de mi edad y menores, pero siempre he fantaseado con la idea de mantener relaciones casuales con una mujer mayor, de entre 40 y 50 años. Pensar que una chica “con experiencia” me puede expandir mis horizontes sexuales no solo me excita, también me hace querer llevarla a cabo. Sin embargo me limito, porque no quiero que la gente piense que estoy buscando una Sugar mommy para pasar el rato y tener la vida resuelta por un tiempo”.

Ser estimulado en su punto “P”

“Soy heterosexual y tengo pareja desde hace 5 años. La amo y nos tenemos mucha confianza, pero nunca he admitido una de las fantasía que me ha rondado por la cabeza últimamente: que ella me estimule mi punto P. Hemos probado algunas cosas antes como juguetes, actividades y posiciones para darle variedad a nuestra intimidad, pero yo siempre tomó la iniciativa y ella acepta después de mucho tiempo. Temo que si le confieso esto, probablemente empiece a cuestionarme sobre mi orientación sexual y que eso rompa nuestra relación.

Ser rudo en la cama 

“Mi pareja y yo tenemos intimidad como cualquier otra pareja, pero me gustaría ser más rudo en la cama de vez en cuando. El problema es que no he podido confesarle mi fantasía porque me dijo que ese tipo de sexo le parecía algo aberrante y que solo era un paso antes de la violencia de pareja. Hace este tipo de comentarios a menos. Me he planteado varias veces si nuestra relación puede seguir.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]