Cultura

Historia de La Catrina

24 May , 2018  

 

 

Desde tiempos prehispánicos, las formas en que se rendían culto a los muertos eran a través de celebraciones, pues gran parte de las culturas de Mesoamérica no veían la muerte como el fin de algo, sino como la continuidad de la vida, mientras que la finalidad última de esta era el mantenimiento del orden vital.

Un ícono de la festividad del Día de Muertos en México es, indudablemente, la calavera de ceramica o la legendaria Catrina. El origen de la calavera mexicana, se lo debemos al célebre caricaturista del siglo XIX José Guadalupe Posadas.

El objetivo principal de esta creación fue para burlarse de las malas costumbres de los indígenas de la época, ya que estos pretendían adoptar costumbres europeas para distinguirse de los locales, aunque en realidad eran más autóctonos que ningún mexicano de “pueblo”.

Todo este evento se desarrolla durante el gobierno de Benito Juárez y continua aún después con los periodos presidenciales de Sebastián Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz.

La catrina era el emblema con el que la clase baja y media señalaba criticando a la clase social compuesta por los ricos, privilegiados y adinerados. Hoy en día, la tradición sigue más viva que nunca, se elaboran catrinas gigantes, calavera de cerámica, de azúcar y de chocolate (entre las más famosas).

Generalmente, las mujeres mexicanas se disfrazan como la catrina, maquillan su cara como una calavera mexicana, es decir, con colores llamativos, pero con un resultado espeluznante. Su exteriorización o dramatización puede presentarse de diversas formas.

Es común que se dibuje de una manera picara y coqueta con la intención de seducir a los mortales atrayéndolos hacia su destino fatal, así como también pueden verse de forma divertida y sátira, demostrándole a la muerte que no le tienen miedo.

Esta última versión es la que más puede verse puesto que desde muy pequeños, en esta cultura, se inculca que la muerte es el último paso que se da en la vida, pero que cuando sea el momento será bien recibida.

El Museo José Guadalupe Posada se encuentra ubicado en el Barrio del Encino, también conocido como Barrio de Triana y uno de los 4 Barrios Tradicionales de Aguascalientes. Data de principios del siglo XIX. Originalmente fue la casa cural del templo del Señor del Encino.

 

Museo José Guadalupe Posada

Lado norte del Jardín del Encino S/N

Teléfonos:(449) 915 45 56

Aguascalientes Ags.

Abierto de martes a domingo de 11:00 a 18:00 hrs

$10.00 entrada general

$5.00 con credencial de Estudiante, Maestro o INSEN

Domingos entrada gratuita

 

 

Facebook Comments