Salud

Las breves del sector salud

20 Abr , 2018  

 
El Universal.- Equipos e insumos médicos destinado a hospitales y unidades de salud permanecen “empolvándose” desde el 2009 en almacenes del Régimen Estatal de Protección Social en Salud de Oaxaca, conocido como Seguro Popular.
La mayor parte del material fue adquirido desde 2012, e incluso, desde 2009 y 2010. Desde esos años a la fecha, cuatro personas han estado a cargo de la titularidad del Seguro Popular. Aarón Pérez, en el sexenio de Ulises Ruiz; Salvador Monroy y Rogelio Hernández con Gabino Cué y Antonio Tovar, con el actual.
Mientras los insumos permanecen desde hace años almacenados, Oaxaca ha protagonizado paros laborales de varios meses, en los que trabajadores, hospitales y unidades médicas reclaman el material para realizar sus labores.
Instrumentos, mobiliario médico y medicamento. Entre los materiales que acumulan en cajas se encuentran brazaletes para “bauma” adulto, espejos vaginales, estetoscopios, fórceps, tijeras para cordón umbilical, pinzas de disección  elevador seldin con mango y espátulas de teflón.
Excélsior.- Por considerarla como un acto autoritario, las instituciones públicas de salud rechazaron la donación automática de órganos que establece la modificación a la Ley General de la Salud.
La donación presunta que establece la modificación a la ley, fue calificada como un “eufemismo” para disfrazar la toma u obtención obligatoria de órganos provenientes de personas con muerte encefálica y cardiaca.
Representantes del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), el ISSSTE, la Sociedad de Trasplantes de América Latina y el Caribe, además del Colegio Mexicano de Medicina Crítica, pidieron que no sea aprobada la donación de órganos presunta, por ser imprecisa.
El director general del Cenatra, Salvador Aburto Morales considero que no es factible no tomar en cuenta la decisión de las familias, siendo que, en países como España, Chile, Argentina y Holanda, considerados con altos índices de donación, es fundamental.
a Secretaría de Salud, a través de la COEPRISS, revisa de manera permanente las farmacias similares, GI y otros, con consultorio adjunto, anexo o adyacente –como se les conoce- para asegurar las buenas prácticas sanitarias llevando a cabo visitas de fomento e inspección, buscando garantizar de esta forma la calidad del servicio médico que prestan estos establecimientos.
El Debate.- El comisionado estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (COEPRISS), Jorge Alan Urbina Vidales, sostuvo que estos operativos son indispensables para asegurar el cumplimiento de la normatividad sanitaria, que los prestadores del servicio sean médicos capacitados con su cédula profesional vigente y que la prescripción de medicinas sea de acuerdo a la normatividad.
Comentó que, en México, los consultorios adyacentes a farmacias (CAF) empezaron a funcionar hace dos décadas y desde 2010, por disposición federal, se han intensificado las acciones de verificación por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) para asegurar el cumplimiento de la normatividad, procediendo incluso a la suspensión de actividades cuando se detecta una causa justificada.
“Es fundamental que en cada consulta médica se adopte el protocolo clínico y que las farmacias y sus consultorios adyacentes cumplan con la normatividad para su funcionamiento, por eso se realizan visitas de fomento y verificación sanitaria con el propósito de garantizar la calidad y proteger la salud del paciente”, dijo.
 

Facebook Comments