Los monumentos arquitectónicos en CDMX

Arquitectos

Los monumentos arquitectónicos en CDMX

15 Ago , 2019  

Los mejores arquitectos mexicanos

La Ciudad de México es una de las más grandes metrópolis del mundo y con más historia, en consecuencia, posee un sinnúmero de monumentos y edificios construidos por los mejores arquitectos mexicanos y extranjeros. En esta publicación, mencionaremos algunas de las obras arquitectónicas más destacadas de la capital ¡toma nota!

Palacio de Bellas Artes

Adamo Boari fue el responsable de realizar esta obra monumental en 1904, pero no fue terminado hasta 1394 con el trabajo en el interior de Federico Mariscal. A pesar de su estilo europeo, en realidad el Palacio de Bellas Artes se considera un gran recipiente de la alta cultura mexicana mezclada con referencias clásicas, prehispánicas y arte deco.

Esta edificación fue levantada sobre un antiguo convento en el corazón de los jardines de la Alameda que estuvo paralizada durante años por los balazos de la Revolución. Se trata de una importante estructura de acero recubierta de mármol blanco en el exterior y gris en las salas interiores, por cierto, Porfirio Díaz estaba encantado por la arquitectura europea.

Torre Banobras

Este edificio recuerda la industrialización tardía y el crecimiento sostenido durante los años 40 y 50, además, supuso también una transformación en la ciudad. En esta época, la arquitectura era una carta importante hacia la modernización y de presentación. Poco tiempo después, se llevó a cabo la construcción de la Ciudad Universitaria, más carreteras, aeropuertos y unidades habitacionales, por ahí de 1966.

La Torre Banobras era el emblema de cualquier otro proyecto funcionalista. Hablamos de una pirámide de 130 metros de altura de concreto y vidrio, en los últimos niveles, podemos encontrar un carrillón, un regalo del gobierno de Bélgica.

La Nacional

En los años 30, el histórico edificio La Nacional entraba en la carrera por ser el edificio más alto de México. Cuenta con unos 55 metros estaría durante unos año por encima de todos de demás, fue terminado en 1934 y proyectado por Manuel Ortiz Monasterio, posee un estilo de art deco, pero más severo que el que tiene el Palacio de Bellas Artes.

Con su silueta escalonada se evoca una versión recortada de los rascacielos de Nueva York en Estados Unidos que se encontraban en la misma época. Construido sobre una tierra sísmica, su robusto armazón de concreto y acero la ha mantenido en pie desde su construcción, tomando en cuenta que algunos otros edificios sobre la época han perecido por los temblores.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]