Curiosidades,Diseño,Moda

Paseando por la historia de la ropa: el corsé

9 Ago , 2018  

A pesar de que su uso no es tan común y solo marcas especializadas como Nosferatu Boutique pueden hacer este tipo de piezas, en algún momento de la historia, el corsé fue parte importante de la indumentaria de la mujer. El día de hoy daremos un recorrido rápido por la historia para saber como se originó esta particular prenda y como ha ido cambiando con el paso de los años (y de las culturas)

Según algunos expertos el origen de esta prenda puede datar del año 1700 A.C.  pues en la Isla de Creta, algunas mujeres empezaron a destacar su figura, usando apretadas ropas que les permitían levantar los senos por encima de su ropa. De ahí, mujeres griegas y romanas también utilizaron una prenda similar, pero con la intención de apretar el tamaño natural de sus senos.

Se tienen registros que en las ciudades de Roma, Grecia, Egipto y Siria se usaban algunas prendas apretadas para afinar su cintura, en algunos casos levantar el busto por encima del escote de la ropa o como una apoyo para practicar ciertas actividades.

Fue hasta el siglo XVI y XVII cuando se popularizó el uso de esta singular prenda entre las mujeres, sin importar la posición social en la que se encontrarán. Las piezas  eran sumamente rígidas e incomodas, pero eran la mejor manera que tenían las mujeres para mantener siempre una postura erguida, levantar o disminuir su busto, según fuera el caso, y sobre todo de afinar la silueta de la cintura.  Según la posición social, se pueda adquirir un corsé hecho con varas de hierro o uno más rudimentario de madera.

Poco a poco, estos artefactos fueron detallándose y se volvieron más y más elaborados, formando parte esencia de la moda de diferentes épocas. A principios del siglo XVIII, en España y Francia era común que las mujeres usarán este tipo de prenda combinada con faldas voluminosas, un ideal de belleza de cualquier dama dentro de la sociedad. Desde los 8 o 9 años, una niña ya podía comenzar a hacer uso de este tipo de prendas e incuso algunos hombres las usaban para mejorar su pose y aparentar una altura ligeramente más grande. En aquellos años se le añadió la sujección por cordeles a la prenda, lo cual permitía que la gente pueda practicar en Tight Lacing, la cual permitía ajustar cada vez un poco más el cordón para ajustar el corsé y esculpir más el cuerpo.

En la época victoriana, aunque el uso era ya casi exclusivo de la alta sociedad, el uso del corsé muy ajustado solo se reservaba para los grandes eventos. Eso si, su ajuste constante no paso al olvido. Actualmente las prendas no entran dentro de la ropa usual de las damas, sin embargo, muchas son las mujeres que siguen incorporándolo en su vestimenta diaria para tener un estilo de vestimenta diferente o incluso como un sinónimo de belleza, sensualidad y curvas femeninas.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]