Construcción,Cultura,Sociedad

¿Qué sería de nosotros sin los albañiles?

8 May , 2018  

 

El ser alabañil es sinónimo de riesgo de alto nivel. Literalmente, estos trabajadores (maestros de la construcción) arriesgan su vida todos los días de trabajo, pues al no tener el equipo adecuado, al encontrarse en alturas de muchos metros sobre el suelo, un resbalón o un poco de vértigo, podrían ser sinómimos de muerte.

A propósito, el pasado 3 de mayo se celebró el Día de la Santa Cruz, que también ha sido acuñado como el Día del Albañil (que la Secretaría de Obras debería de ponerles más atención), entre cemento, varillas, grúas torre, maquinaria, cal, carnitas, refresco y cerveza, con la compañía de sus amigos y familiares al interior de alguna obra, generalmente patrocinada por el propio contratista.

Como todas las fiestas en México, el Día del Albañil quienes representan la mano de obra en la infraestructura y parte importante de su desarrollo en el país, surge de un sincretismo entre la cultura cristiana occidental y las culturas del México antiguo.

Los mexicanos antiguos realizaban en estas fechas unas ceremonias para solicitar buenas cosechas en el año. Después de la invasión europea y el establecimiento de la religión cristiana como única, los agricultores continuaron con sus celebraciones, pero ahora rogaban a la Santa Cruz.

Con el tiempo, muchos albañiles tuvieron que abandonar el campo y migrar a la ciudad para buscar trabajo, muchas veces el trabajo que encontraron fue el de albañil.

Sin embargo, estos albañiles continuaron con costumbres que tenían desde que eran campesinos como celebrar el 3 de mayo. El cambió radicó en que ahora no le piden a la Santa Cruz buenas cosechas, sino no tener accidentes en el trabajo (pues muchos de ellos pueden ser fatales).

Muchos mexicanos en su frustrtación por no encontrar opotunidades de desarrollo en México y preocupados por poder darles educación y comida a sus hijos, desdesperadamente deciden emprender el sueño americano, los que logran pasar y no ser deportados, generalmente se dedican a la construcción.

Según un informe elaborado por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional y la Sociedad Estadounidense de Ingenieros de Seguridad reveló que los latinos, menores de 25 años, que trabajan en pequeñas empresas de construcción, enfrentan un mayor riesgo de sufrir lesiones o incluso la muerte.

 

 

 

Facebook Comments