Erotismo,Sexualidad

Un regalo atrevido y sexy para disfrutar en pareja

31 Jul , 2018  

El estrés y la monotonía pueden afectar tu vida sexual de diferentes manera, apagando poco a poco la chispa inicial con la que inició tu relación, actividades como acudir a buscar spas eróticos con actividades para parejas, escapadas de fin de semana o incluso citarte en otra zona con tu pareja podrían ser opciones diferentes y muy entretenidas, pero antes ir a gastar todo tu dinero en salidas, ¿Por qué no armas un talonario erótico y se lo das a tu pareja?

Este talonario o cuponera son una opción atrevida y sexy que disfrutaran ambos, además de que puede ser la excusa perfecta para explorar nuevas aventuras y dejar atrás las típicas experiencias. Si no tienes idea de por donde empezar, permite que te de unas cuantas propuestas para llenar los espacios en blanco.

El control total una noche 

Si nunca han probado darle todo el control solo a uno de los dos, ¿Porqué no hacerlo? Cede una noche a que tu pareja sea quien lleve la batuta de todo, seguramente te sorprenderá de lo que tiene en mente para hacer contigo.

Desayuno en la cama, con un postre diferente

Romántico y sensual, este detalle tiene la combinación perfecta. Recibir un desayuno en la cama y culminar con un “mañanero” podrían resultar en la mejor forma de comenzar el día. Si tiene actividades que hacer, podría ser un poco de sexo rápido en la ducha, pero si el cupón se canjea en un fin de semana sin preocupaciones o tiempos medidos, bien podrían tomarse todo el tiempo del mundo e incluso hacer tiempo para el “postre” de la comida y la cena.

Un baile caliente 

Algo que excita a hombre y mujeres por igual son los lentos y sensuales movimientos corporales. Prepara una coreografía, elige una música lenta y suave y deja que tu cuerpo se mueva al ritmo del compás, te aseguro que al finalizar el baile, los juegos preliminares ya no serán del todo necesarios.

Un sesión “privada de fotos” 

Si tienes la confianza con tu pareja, puedes agregar este tipo de cupones para canjear. Poses sugerentes, escotes atrevidos, zonas del cuerpo que les gusten. El limite lo pones tú y tu imaginación.

Una partida de Stip Poker 

Si ambos saben jugar ¿Por qué no poner algo de picante a la siguiente partida? Compitan y vean quien es el primero en desnudar al otro, y, quien sabe, quizás encontrarán algo que les guste debajo de tantas prendas.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]